ART LITERATURE ABOUT SUSTAINABILITY STAFF PERFORMING ARTS TOUCHSTONE
EL CEMENTERIO JUDIO DE GUANABACOA JESUS JAMBRINA | Translation
PREVIOUS
NEXT
En las afueras de La Habana descansan los judíos que no se irán de Cuba hasta la llegada del Mesías Está la tumba del padre de Sender Kaplan sepulcro de un rabino rodeado por una puerta de hierro a la sombra de una palma real. Hay una tumba con letras hebreas que hablan español palabras de amor y pérdida: Ay kerida, ¿por qué tan pronto? Otra tumba con una estrella de David torcida y aún otra cayéndose a pedazos. Voy en busca de la sepultura de mi primo que era demasiado rico para morir. Me desespero. He prometido a mis tíos una foto. Ahora son ricos en Miami pero ni un centavo para Fidel. Por fin la encuentro: la tumba de Henry Levin que falleció de leucemia a la edad de 12 años, el dinero no pudo salvarlo. Pobre niño, fue abandonado junto a los pocos judíos vivos y todos los muertos por quienes oran las palomas. Cojo mi cámara pero el obturador no funciona. Atravesé 90 millas de puentes quemados para llegar y Henry Levin no sonreirá. Tengo que volver otro día con la cámara de una amiga. La mía no servirá por el resto del viaje se paralizó, se rompió. Sólo después supe por qué Henry Levin me rechazó, yo, visitante tardía de su tumba. Mis tíos se equivocaron, Henry Levin no está abandonado; su criada, la negra que no se casó para ocuparse de él cuida su tumba. Tere me dice que no puede olvidar a Henry, murió en sus brazos. Tu familia te abandonó, primo. Gracias a Dios por esta mujer negra que guarda tus pequeños huesos.
PREVIOUS
NEXT